Las lesiones que acechan a los ciclistas

El sobreentrenamiento o la sobrecarga asoman como dos de los factores que más influyen en las molestias que sufren quienes practican esta disciplina.

 Practicar ciclismo es una de las actividades que más han crecido en los últimos años. Pero eso no significa que sea simple. Las lesiones siempre acechan, y es importante tomar las medidas pertinentes.

El traumatólogo deportivo de la Clínica MEDS Aníbal Debandi explica que “las lesiones más frecuentes, desde el punto de vista traumático, son de la extremidad superior. Sin embargo, son más relevantes las lesiones de extremidad inferior producto del sobreesfuerzo o sobreentrenamiento, y son ellas las que generan más visitas al médico”.

El médico aclara que “dentro de las lesiones por sobreúso está el dolor anterior de rodilla. Las causas son, además del sobreesfuerzo, un mal ajuste de la bicicleta -por ejemplo, la altura inadecuada del sillín-, un pedaleo incorrecto, o alguna alteración del mal alineamiento del tren inferior… pero la sobrecarga de entrenamiento influye en muchas de estas lesiones“.
-¿Cómo se podrían evitar?
“Si se está comenzando en el ciclismo, se debe partir de a poco en cuanto a distancia e intensidad. Si se está regresando de una lesión, debe ser con poca carga. Pero lo fundamental es tener una altura del sillín adecuada y que la distancia sea la correcta. Es bueno asesorarse si la técnica del pedaleo es correcta o no, porque puede influir mucho en estas lesiones”.

-¿En qué debemos fijarnos en el uso de la bicicleta?
“En las lesiones influye la altura del sillín y cuán adelantado o retrasado está, el largo de las bielas, la altura del manubrio, el tamaño del cuadro, que sea adecuado a la altura de la persona… los pedales también influyen. La idea es que tengan un grado de flotabilidad. Ni muy suelto ni muy fijo. Y la técnica en el pedaleo: el que lo hace con pie en punta genera un tipo de lesión”.
-¿Cuál es el ideal de la técnica?
Debe ser con el pie buscando ser paralelo al suelo. Si se hace siempre en punta o en talón, genera problemas en la rodilla. En cuanto al largo de la biela, el cuadro debe ser acorde a la estatura del ciclista, pues si no es correcta, genera problemas en la espalda y en la rodilla. Además, el casco es clave. Las lesiones relacionadas con la cabeza, principalmente por caídas, disminuyen hasta en un 85% por el uso de casco”.

-¿Qué consejos le daría a la gente que quiere practicar este deporte?
“El ideal es tener una pauta de entrenamiento y alguien que lo asesore en la compra de una bicicleta, para saber qué tipo es la más adecuada, especialmente en cuanto a contextura y objetivo. Si quieren algo profesional, deben asesorarse bien por especialistas y comenzar gradualmente, para evitar lesiones y estar parado largas semanas”.
Si se tiene una patología de base, es primordial hacerse un chequeo para saber si existe un problema que se pueda generar por la práctica deportiva“.
Fuente: El Mercurio (Suplemento Deportivo)