Los peligros del deporte el fin de semana

Por Pedro García (www.deporteysaludfisica.com)

El sábado y el domingo son, por lógica, los días más apropiados para practicar deporte, pero hay que hacerlo con sensatez y en función de nuestro nivel de entrenamiento.

Cada vez más son las personas que deciden dedicar tiempo de su día a día a realizar actividad física. Ciclismo, trote, natación, gimnasio, caminar… Son múltiples las actividades elegidas para tener buena salud física y sentirse bien. Además, cada vez nos sentimos más presionados por la cultura del “verse bien” y este es un motivo poderoso de motivación para crearte una rutina semanal que nos ayude a estar contentos con nuestro cuerpo.

De dos a cuatro veces por semana podemos realizar una actividad física que nos ayude a conseguir poco a poco nuestro objetivo, y encima, alejamos de nosotros la probabilidad de los factores de riesgo cardiovasculares provocados por el sedentarismo, el tabaquismo, el estrés, los malos hábitos… Sin embargo, hay un grupo de personas que ya sea por la cantidad de trabajo que tienen durante toda la semana, por las responsabilidades familiares o incluso porque de lunes a viernes están agotados al terminar su jornada, que dejan el deporte y la actividad física para los fines de semana. Si este es tu caso, te diré que el riesgo de tener una lesión muscular, articular o cardiovascular, aumenta considerablemente con respecto a las personas que practican más veces ejercicio físico a lo largo de la semana.

Todo juega en tu contra. Si estás toda la semana sin hacer nada, llevando una vida sedentaria y el fin de semana es cuando practicas deporte intensamente, tratando de recuperar lo que no hiciste de lunes a viernes, ni tus músculos ni articulaciones están preparados y acondicionados a la actividad física ocasional, por lo que podrás tener contracturas, desgarros, esguinces… Músculos y huesos débiles, con poca flexibilidad los más fáciles de lesionarse. Incluso algunas personas juegan con su salud de manera importante cuando hacen solamente deporte el fin de semana ya que el riesgo cardiovascular aumenta de manera importante, peligro que en muchos de los casos llega sin avisar y con el desconocimiento de quien lo padece. Por motivos como estos, los fines de semana es cuando más lesiones musculares, oseas, y de articulaciones, problemas cardiovasculares y muerte súbita se producen. Si haces esto, eres joven y no te ha pasado nada, recuerda que a partir de los treinta años tienes que controlarte al menos una vez al año con revisiones médicas de salud, ya que el cuerpo a medida que cumple años no responde igual y le cuesta mucho más recuperar.

¿Cómo podemos evitar estos riesgos?
La base del deporte es el entrenamiento. Si te sientes identificado con esta práctica de deportista de fin de semana y te es imposible practicar de lunes a viernes, elige deportes que no sean muy agónicos y que no requieran mucha intensidad. Por supuesto sé también prudente con el tiempo de práctica deportiva. No quieras realizar en dos días todo lo que no hiciste en cinco. Como consejo, intenta evitar los deportes de grupo en los que los demás marcan el ritmo. Futbol, tenis, ciclismo en grupo, running en grupo… Intenta realizar ejercicios en los que tú marques el ritmo, como caminar, bicicleta o running en compañía de alguien que tenga tu mismo nivel, natación, gimnasio con media hora de aeróbico al final de la sesión… en general, deporte aeróbicos con un tiempo e intensidad moderada.

Ten siempre a mano el pulsómetro para tener monitorizado tu corazón y saber cómo reacciona. De este modo podrás saber en cada momento si tienes alguna alteración de ritmo cardiaco brusca que te alerte de que algo no va bien. Si no sabes cómo utilizarlo, puedes visitar un artículo anterior sobre el pulsómetro. Recuerda que la mejor manera de tener salud física es realizar ejercicio periódicamente al menos de 3 a 4 veces por semana. Si no puedes, no quieras hacer el fin de semana lo que no pudiste hacer de lunes a viernes.

¡Sé moderado y sé feliz!
Pedro García es preparador físico